La secretaria en sus horas extras

380
Compartir
Copiar link

Mi secretaria y yo tuvimos una pequeña atracción desde que llego a trabajar conmigo, yo me porta de lo mas amable y siempre la respetaba ante toda situación, siempre trataba de ser muy atento y pues formal, puesto tenia que mostrar mucho respeto a mis trabajadores, pero un día mi secretaria me confeso que yo le gustaba y que quería que fuéramos a cenar, acepte y fui a cenar a su departamento, me la termine cenando a ella, a hora ella no se resiste  y se queda horas extras en el trabajo solo para una cosa.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *