Se la deje caer con todo en el Hotel

100%

Ella es mi compañera de la universidad, esta mujer tan inocente que es, tan tierna y muy ingenua, solo para la escuela es muy buena, de hecho, la hice mi amiga por la razón de que ella me hacia la tarea o me la pasaba antes de entrar a clase, ella era muy timida con las personas, tenia que ayudarla mucho a su vida cotidiana, pues por que a veces todo le daba pena, en algunas ocasiones, tenía que pedir su comida,  le daba pena comer enfrente de mí, todo un rollo pero después de mucho tiempo de convivir conmigo pues ahora hasta luego eructa en mi cara, no lo hace a proposito pero ya no se pone roja como tomate, o se pone a llorar, poco a poco hemos agarrado confianza. La verdad después de un tiempo me llamó la atención su cuerpo y me dieron ganas de ir a chingarmela, entonces le preguntaba cosas respecto al sexo, de hacerle varias preguntas, me respondió con algo que me dejó con la boca abierta,
Ella me respondió ” La verdad, si me gusta follar, pero como no tengo a nadie, pues utilizo uno de mis tantos dildos”
Y yo, le dije, pues vamos a “darle calma”, para que yo te de fuego y gocemos.

0 Comentarios
Dejar un comentario
Tu email no sera publicado.